La historia de la marca relojera Cuervo y Sobrinos, hasta ahora poco conocida del público francés, comienza a finales del siglo 19 en La Habana, Cuba. Adquiere una fuerte notoriedad y alcanza en los años 40, su apogeo. Sin embargo, los eventos políticos que conoce el país afectan a la marca que permanece inactiva durante cerca de cuarenta años. Relanzada gracias a Marzio Villa, especialista de la distribución de relojes de lujo, la marca aparece entre los más prestigiosos relojeros del mundo.

A finales del siglo 19, La Habana, joya del Caribe, se vuelve el lugar de encuentro por excelencia. Intelectuales, empresarios, personalidades mundanas o incluso aventureros y navegantes se dan cita ahí. Capital fuera de tiempo, la Habana libera una sensualidad, un calor humano donde se mezclan dulzura y alegría de vivir para crear una libertad de ser. Pero la Habana también es sinónimo de elegancia, de gracia y de un estilo de vida único. Es con este espíritu que Armando Rio y Cuervo y su hermano deciden dirigir la joyería y atelier de relojería de su tío, de ahí el nombre de Cuervo y Sobrinos. En la primavera 1882, la familia inaugura la tienda “La Casa” en la famosa Avenida Quinta de La Habana.

La notoriedad que adquiere la marca lleva los dos hermanos a ampliar su red de producción en 3 puntos estratégicos europeos: en Pforzheim en Alemania donde la empresa selecciona sus materiales y piedras preciosas, en Paris en la calle Mezlay donde se producen las piezas de joyería más finas y más tarde en Suiza en La Chaux-de-Fonds donde nacen las creaciones relojeras.

La combinación de la calidad de las creaciones relojeras suizas y de los orígenes y valores latinos de la marca seducen a América. Prestigiosas marcas como Rolex, Patek Philippe o Longines se asocian a Cuervo y Sobrinos para coproducir guarda tiempos a la hora de la Habana, basado en la herencia del “tiempo lento“.

Una escala en “La Casa” se vuelve inevitable para cada viaje de toda una clientela de elite. Los relojes de la marca no solo representan la alta calidad suiza pero también son la imagen de un estilo de vida, de una forma de ser y de pensar. Varias personalidades tales como Ernest Hemingway, Caruso, Clark Gable, Winston Churchill o también Albert Einstein son clientes fieles de la marca.

Después de más de cincuenta años siendo una de las más prestigiosas marcas relojeras en el mundo, eventos políticos obligan a Cuervo y Sobrinos a reducir su actividad y una parte de la familia se exilia en Europa. La marca queda en suspenso durante cerca de cuarenta años.

Cuervo y Sobrinos

Marzio Villa, especialista de la distribución de relojes de lujo, se interesa en la marca y descubre entonces un tesoro de movimientos relojeros intactos, croquis y dibujos nunca publicados, que inspiran hoy las creaciones de la marca, que conservan la sofisticación, la elegancia y la alegría de vivir características de la edad de oro de la Habana. En el 2001, Marzio Villa vuelve a comprar los derechos de la marca y decide lanzarla de nuevo después de cerca de 40 años de inactividad. La nueva sede se establece en Lugano en Suiza. En el 2002 la marca es oficialmente relanzada en Europa priorizando los mercados españoles e italianos. En el 2003 la marca revela por la primera vez sus creaciones, con Estados-Unidos y Japón en primer plano. Este mismo año, para su primer aniversario, decide unir su nombre con la cultura latina creando un premio de reconocimiento oficial: el “Latino Internacional” que rinde homenaje a personalidades latinas que se destacan a nivel internacional en sus ámbitos respectivos.

Hoy, Cuervo y Sobrinos forman parte integrante del panorama relojero suizo. Por supuesto es una marca nicho pero que ofrece un posicionamiento único gracias a sus creaciones con sabor latino. En el 2005 la marca supera un nuevo desafío con la personalización exclusiva de un calibre, el CYS 2450 que Cuervo y Sobrinos integra en un modelo inédito, el Esplendidos mono pulsador.

En el 2009, la marca es muy orgullosa de celebrar la apertura de su tienda-museo en el corazón de la vieja Habana. Pensada en homenaje a los colores del pasado, esta tienda es el momento para la marca de encontrarse con sus raíces y sus tradiciones. Desde este mismo año, la sede social de la marca se encuentra en Copalago, cerca de Lugano y es el reflejo de la primera tienda de la marca, “La Casa“.

Entre los modelos de la marca, la colección Historiador trae a la vida uno de sus modelos históricos más emblemáticos creado en los años 50 y que ha conocido un fuerte éxito, el Historiador Cronógrafo, un modelo clásico y atemporal pero al mismo tiempo original gracias a su diseño distintivo. Entre los modelos de esta colección, el Historiador Cronógrafo Landeron en oro rosa 18 kt, relanzado en Edición Limitada de 50 piezas. Para resaltar la importancia histórica de este modelo, es dotado de un movimiento vintage exclusivo creado en los años 50, de dos contadores clásicos tacométricos y de una esfera blanca esmaltada.

Para la feria Baselworld 2015, la marca decide ampliar su colección Historiador con un nuevo modelo de diseño innovador y moderno pero preservando una elegancia e identidad fieles a la marca. Se trata de una novedad que se presentara exclusivamente y únicamente en Bale.

Visita el sitio web Cuervo y Sobrinos

Cuervo y Sobrinos

Cuervo y Sobrinos

Cuervo y Sobrinos

Share: